Complementos Nutricionales

Vital Way le ofrece una completa selección de Suplementos Nutricionales para sentirse bien, antioxidante, depurativos, productos antiaging, para deportistas, vitaminas para la salud, ácidos grasos, complementos alimenticios para dietas de adelgazamiento, prevención y tratamiento de enfermedades reumáticas, artrosis, artritis, la gota y otras.

Vital Way le ofrece una completa selección de Suplementos Nutricionales para sentirse bien, antioxidante, depurativos, productos antiaging, para deportistas, vitaminas para la salud, ácidos grasos, complementos alimenticios para dietas de adelgazamiento, prevención y tratamiento de enfermedades reumáticas, artrosis, artritis, la gota y otras.

Más

Complementos Nutricionales  Hay 811 productos.

Subcategorías

  • Aminoácidos

    Los aminoácidos son compuestos orgánicos que se combinan para formar proteínas. Los aminoácidos y las proteínas son los pilares fundamentales de la vida.

    Cuando las proteínas se digieren o se descomponen, los aminoácidos se acaban. El cuerpo humano utiliza aminoácidos para producir proteínas con el fin de ayudar al cuerpo a:

    • Descomponer los alimentos.
    • Crecer.
    • Reparar tejidos corporales.
    • Llevar a cabo muchas otras funciones corporales.

    Los aminoácidos también se pueden usar como una fuente de energía por parte del cuerpo.

    Los aminoácidos se clasifican en tres grupos:

    • Aminoácidos esenciales.
    • Aminoácidos no esenciales.
    • Aminoácidos condicionales.

    Aminoácidos esenciales:

    • Los aminoácidos esenciales no los puede producir el cuerpo. En consecuencia, deben provenir de los alimentos.
    • Los nueve aminoácidos esenciales son: histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina.

    Aminoácidos no esenciales:

    • "No esencial" significa que nuestros cuerpos producen un aminoácido, aun cuando no lo obtengamos de los alimentos que consumimos.
    • Estos aminoácidos abarcan: alanina, asparagina, ácido aspártico y ácido glutámico.

    Aminoácidos condicionales:

    • Los aminoácidos condicionales por lo regular no son esenciales, excepto en momentos de enfermedad y estrés.
    • Ellos abarcan: arginina, cisteína, glutamina, tirosina, glicina, ornitina, prolina y serina.

    Usted no necesita ingerir aminoácidos esenciales y no esenciales en cada comida, pero es importante lograr un equilibrio de ellos durante todo el día.

  • Vitaminas

    Las vitaminas son sustancias que el cuerpo necesita para crecer y desarrollarse normalmente. Su cuerpo necesita 13 vitaminas. Son las vitaminas A, C, D, E, K y lasvitaminas B (tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, biotina, vitamina B-6, vitamina B-12 y folato o ácido fólico). Por lo general, las vitaminas provienen de los alimentos que consume. El cuerpo también puede producir vitaminas D y K. Las personas que llevan una dieta vegetariana pueden necesitar un suplemento de vitamina B12.

    Cada vitamina tiene funciones específicas. Si tiene bajos niveles de determinadas vitaminas, puede desarrollar una enfermedad por deficiencia. Por ejemplo, si no recibe suficiente vitamina D, podría desarrollar raquitismo. Algunas vitaminas pueden ayudar a prevenir los problemas médicos. La vitamina A previene la ceguera nocturna.

    La mejor manera de obtener suficientes vitaminas es mantener una dieta balanceada con alimentos variados. En algunos casos, es posible que se necesite un multivitamínico diario para una salud óptima. Sin embargo, las altas dosis de algunas vitaminas pueden enfermarlo.

  • Ácidos Grasos Esenciales

    Los ácidos grasos esenciales son aquellos que el organismo no puede sintetizar, por lo que tienen que ser obtenidos a través de la dieta. Hay dos familias de ácidos grasos esenciales: los omega-3 (n−3) y los omega-6 (n−6). Dado que estos ácidos grasos no están saturados de átomos de hidrógeno (H) (y tienen más de un enlace doble entre los átomos), se denominan ‘ácidos grasos poliinsaturados’ (PUFAs por sus siglas en inglés). La mayoría de los PUFAs provienen de las plantas y los pescados grasos.
     
    Existen tres tipos principales de ácidos grasos omega-3 que se ingieren a través de los alimentos y que el organismo utiliza: el ácido alfa-linolénico (ALA), un ácido graso esencial, cuya principal utilidad es su capacidad de convertirse en los n-3 LCPUFAs de cadena larga, el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA). Aunque el cuerpo convierte los ALA en EPA y DHA, la tasa de conversión suele ser inadecuada para proporcionar suficientes EPA y DHA. De ahí que estos ácidos sean considerados como “condicionalmente esenciales”.

    La mayoría de los ácido grasos omega-6 se consumen en la dieta a partir de aceites vegetales como el ácido linoleico (LA). El organismo convierte el ácido linoleico en los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga: gamma-linolénico (GLA) y ácido araquidónico (AA). El AA también se puede consumir directamente de la carne, y el GLA se ingiere a partir de varios aceites de origen vegetal. El AA es el precursor de la prostaglandina y componentes bioactivos relacionados. En comparación con las dietas de otros países industrializados, la dieta típica occidental aporta niveles relativamente bajos de DHA y EPA y niveles altos de AA.

  • Antioxidantes

    Los antioxidantes son sustancias que pueden proteger sus células de los efectos de los radicales libres. Los radicales libres son moléculas producidas cuando el cuerpo degrada los alimentos o por la exposición ambiental al humo del tabaco y la radiación. Los radicales libres pueden dañar las células y pueden representar un papel importante en las enfermedades cardíacas, el cáncer y otras enfermedades.

    Las sustancias antioxidantes incluyen:

    • Beta carotenos
    • Luteína
    • Licopeno
    • Selenio
    • Vitamina A
    • Vitamina C
    • Vitamina E

    Los antioxidantes se encuentran en muchos alimentos. Entre éstos, las frutas y los vegetales, las nueces, los granos y algunas carnes, aves y pescados.

  • Minerales

    Los minerales son elementos que proceden de la tierra y el agua y no pueden ser producidos por organismos vivos. La mayoría de los minerales presentes en nuestra dieta provienen directamente de las plantas o indirectamente a partir de fuentes animales. Los minerales de origen vegetal y procedentes del agua pueden diferir de un lugar a otro, ya que el contenido mineral del suelo varía geográficamente.

    Los minerales que se enumeran a continuación se limitan a los mencionados en la sección de Vitaminas,Carotenoides, Oligoelementos y otros micronutrientes.

    • Calcio
    • Magnesio
    • Potasio
    • Sodio y cloruro
  • Pre/Probióticos

    Según la Organización Mundial de Gastroenterología, los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se ingieren en las cantidades adecuadas, pueden aportar beneficios para la salud de quien los consume. Se trata de bacterias o levaduras que están presentes en alimentos, medicamentos o suplementos dietéticos.

    Los probióticos que se utilizan con más frecuencia son los pertenecientes a las especiesLactobacillus y Bifidobacterium, siendo los primeros los que más se han empleado durante años para la conservación de alimentos mediante la fermentación, como es el caso de la leche al fermentarse para producir yogur. Sin embargo, desde el punto de vista científico y estricto, el término probiótico debe reservarse para aquellos microorganismos vivos que han demostrado su beneficio para la salud en estudios realizados con personas.

    Los prebióticos son compuestos que el organismo no puede digerir, pero que tienen un efecto fisiológico en el intestino al estimular, de manera selectiva, el crecimiento y la actividad de las bacterias beneficiosas (bifidobacterias y lactobacilos). Se trata de un tipo de hidratos de carbono (una “fibra especial”) presentes en algunos alimentos que, pese a que nuestro sistema digestivo no es capaz de digerir, son fermentados en el tracto gastrointestinal y utilizados como “alimento” por determinadas bacterias intestinales beneficiosas. Los prebióticos más estudiados son dos: lainulina y los fructooligosacáridos (conocidos también como FOS), y pueden aparecer de forma natural en algunos alimentos o ser añadidos por el fabricante para dotar al alimento de beneficios concretos.

  • Enzimas

    Las enzimas son proteínas complejas que producen un cambio químico específico en todas las partes del cuerpo. Por ejemplo, pueden ayudar a descomponer los alimentos que consumimos para que el cuerpo los pueda usar. La coagulación de la sangre es otro ejemplo del trabajo de las enzimas.

    Las enzimas son necesarias para todas las funciones corporales. Se encuentran en cada órgano y célula del cuerpo, como en: 

    • La sangre
    • Los líquidos intestinales
    • La boca (saliva)
    • El estómago (jugo gástrico) 
  • Oligoelementos

    Los oligoelementos son minerales que el cuerpo necesita en cantidades muy pequeñas. Al igual que los minerales, proceden de la tierra y el agua y no pueden ser producidos por organismos vivos. La mayoría de los oligoelementos presentes en nuestra dieta provienen directamente de las plantas o indirectamente a partir de fuentes animales.

  • Hierbas

    Cada hierba y planta tiene una propiedad específica que sirve para curar o prevenir determinadas enfermedades o problemas de salud, como el cáncer, acné, dolores estomacales, diarreas y mucho más.

    Existen diferentes tipos de plantas naturales medicinales:

    • Plantas curativas de enfermedades.
    • Plantas para adelgazar.
    • Plantas para prevenir y aliviar síntomas.
  • Tinturas Madres

    Las Tinturas Madre son extractos hidroalcohólicos de plantas frescas cultivadas y cosechadas en su hábitat natural. Una alternativa totalmente natural, por el hecho de ser poco manipuladas, conservando mejor todos los principios activos de las plantas.

    Tienen gran durabilidad, incluso años, por ser el alcohol un buen conservante, y al no ser concentradas, la unidad natural se mantiene.

  • Aceites Esenciales

    Los aceites esenciales son mezclas de varias sustancias químicas biosintetizadas por las plantas, que dan el aroma característico a algunas flores, árboles, frutos, hierbas, especias, semillas y a ciertos extractos de origen animal (almizcle, civeta, ámbar gris). Se trata de productos químicos intensamente aromáticos, no grasos (por lo que no se enrancian), volátiles por naturaleza (se evaporan rápidamente) y livianos (poco densos). Son insolubles en agua, levemente solubles en vinagre y solubles en alcohol, grasas, ceras y aceites vegetales. Se oxidan por exposición al aire. Se han extraído más de 150 tipos, cada uno con su aroma propio y «virtudes curativas únicas». Proceden de plantas tan comunes como el perejil y tan exquisitas como el jazmín. Para que den lo mejor de sí, deben proceder de ingredientes naturales brutos y quedar lo más puro posible.

    Cada aceite esencial contiene las propiedades específicas de la planta de la que se obtiene, cuyos componentes químicos nos servirán para distintas finalidades. Por ejemplo, un aceite esencial puede ser sedante (jazmín) mientras que otro tiene capacidad para estimular el sistema nervioso (romero). Unos destacan por sus propiedades bactericidas (tomillo), mientras que otros tienen mayor capacidad analgésica (menta), etc.

    Pero en líneas generales, y gracias a sus compleja composición molecular, todos los aceites esenciales son, en mayor o menos grado:

        •  Antibióticos
        • Regeneradores celulares
        • Antisépticos
        • Inmunoestimuladores
        • Antivíricos
        • Antiinflamatorios
        • Mejoran la circulación sanguínea y linfática
        • Equilibran las emociones
  • Flores de Bach

    Las Flores de Bach son una serie de esencias naturales utilizadas para tratar diversas situaciones emocionales, como miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión y obsesiones. Fueron descubiertas por Edward Bach entre los años 1926 y 1934.

    El Dr. Bach era un gran investigador, además de médico y homeópata. Experimentó con diversas flores silvestres nativas de la región de Gales, en Gran Bretaña, de donde él era originario, hasta encontrar 38 remedios naturales, cada uno con propiedades curativas para distintos problemas emocionales. A estas 38 flores se les llaman Flores de Bach.

    Las Flores de Bach también reciben el nombre de esencias florales de Bach y de elíxires florales de Bach.

    Su teoría era que las enfermedades físicas tienen un origen emocional, y que si los conflictos emocionales subsisten por mucho tiempo, la enfermedad del cuerpo empieza a aparecer, Sin embargo, al restaurar el equilibrio emocional se resuelve la enfermedad física. Fue de esta forma que desarrolló la Terapia de las emociones.

    Después de más de 70 años, las Flores de Bach han sido probadas como un magnífico sistema para tratar los problemas físicos, mentales y emocionales de los seres vivos.

  • Propolis/ Miel

    El propóleo, según han demostrado varios estudios científicos, posee muchas otras propiedades medicinales, entre las que se le reconocen: antibióticas (fungicida y bacteriana), cicatrizantes, antiinflamatorias, analgésicas, antialérgicas, epitelizantes y anestésicas, entre otras.

    Esta sustancia resinosa, de color verde o casi negro, que obtienen las abejas de las yemas y cortezas de algunos árboles como el abedul, sauce, castaño, roble, pino, cerezo y algunas plantas herbáceas, también contiene provitamina A, vitaminas del grupo B (especialmente B3), aminoácidos, minerales y bioflavonoides (vitamina P).

    Las abejas utilizan el propóleo para cubrir herméticamente las paredes de la colmena y así protegerla de virus, hongos y bacterias.

    Por lo general, se usa para tratar afecciones de las vías respiratorias, como catarros, gripe, sinusitis, otitis, laringitis, bronquitis, asma, neumonía, influenza; y de la piel, como abscesos, forúnculos, verrugas, grietas, eczemas y herpes zóster.

    Un grupo de investigadores del Albert Einstein College of Medicine de Nueva York publicaron, en 1997, un trabajo donde mostraron la capacidad del propóleo de suprimir la replicación del VIH tipo 1 (VIH-1) y su efecto inmunoestimulante, según publica el doctor Walter Fierro Morales, médico internista y apiterapeuta, en su trabajo Evidencias científicas del propóleo desde el punto de vista médico1.

    El empleo del propóleo tiene muchos beneficios sobre diferentes partes de nuestro organismo, principalmente:

    • Aparato digestivo: nos ayudará a regular el apetito, regenerar las úlceras y, además, es un buen protector hepático.
    • Vías respiratorias: Al ser un antibiótico natural, ayuda a prevenir y recuperarse de las enfermedades respiratorias.
    • Aparato circulatorio: Es vasodilatador e hipotensor, disminuye la fragilidad capilar, inhibe la oxidación del colesterol y ayuda a normalizar la presión arterial.
    • Propiedades dermatológicas: Es un cicatrizante, desinfectante, antiinflamatorio natural, y se emplea para problemas en la piel y como fungicida.
    • Propiedades odontológicas: Ayuda a mantener la salud de la boca, estimula la generación de esmalte dental, impide la formación de caries y placa bacteriana, y favorece la curación de las aftas bucales.

    El propóleo se comercializa como extracto líquido, cápsulas, jarabes, cremas y cosméticos, lociones y productos farmacéuticos. Lo puedes adquirir fácilmente en herbolarios o parafarmacias. Para su conservación, almacénalo en un lugar seco y fresco, alejado de la luz, y mantén el recipiente bien cerrado, para que no pierda sus propiedades.

    No se han demostrado contraindicaciones, reacciones alérgicas ni toxicas por sobredosis, y es compatible con la toma de otras medicinas, pero antes de comenzar a utilizar propóleo es recomendable que consultes con tu médico si es beneficioso para ti y si tiene alguna interacción con la medicación antirretroviral.

por página
Mostrando 1 - 12 de 811 artículos
Mostrando 1 - 12 de 811 artículos